• 8
  • Nov
Author

Patologías de la espalda más comunes

El dolor de espalda es uno de los motivos más frecuentes en la consulta del médico. Según la American Family Physician 3 de cada 4 personas sufrirán dolor de espalda en algún momento de sus vidas. Hay muchas causas que originan este dolor y la mayoría de ellas se pueden tratar con ejercicios en casa y cambios en la vida diaria. Entre las causas más frecuentes se encuentran:

  • Actividad física excesiva: Por lesión o estiramiento de músculos y ligamentos de la espalda. También se ve después de cargar objetos pesados con mala posición de la espalda. Cuando esta es la causa basta con un periodo de reposo, analgésicos y desinflamatorios orales. También se recomienda evitar malas posturas y de ser necesario hacer esfuerzos, realizarlos cargando el trabajo a los músculos del abdomen y muslo.
  • Lesión del disco intervertebral: Si el disco que se encuentra entre las vértebras se rompe o hernía, puede hacer presión directa en las raíces nerviosas que emerguen de la columna causando dolor que se irradia hasta la nalga, muslo o pierna. En primera instancia, la terapia física y los medicamentos orales son una buena arma de tratamiento, siendo efectiva en un 90% de los casos. Aquellos pacientes con poca respuesta al tratamiento conservador serán candidatos a medidas más invasivas.
  • Cambios degenerativos: Al igual que la rodilla o la cadera, la columna también sufre un proceso de “desgaste” al pasar de los años. Los discos intervertebrales pierden hidratación y altura por lo que su efecto amortiguador disminuye con el consecuente aumento de la fricción entre vertebras que termina en artrosis del disco y del cuerpo vertebral. Las articulaciones y los músculos de la columna comienzan a fallar en mantener la columna estable, las vértebras se mueven en mayor medida entre si pudiendo incluso deslizarse una sobre otra. La fricción de las articulaciones y el intento de los músculos de aumentar su tensión para estabilizar la columna desencadenan dolor. Casos muy severos pueden estenosar o estrechar el canal medular, comprimiendo las raíces nerviosas y generando un dolor que se corre hacia los miembros inferiores. La terapia física es piedra angular para la mejoría en los síntomas, también se puede optar por inyecciones de analgésicos y desinflamatorios de manera directa en la columna. Hay pacientes que son candidatos a manejo quirúrgico, sin embargo, los casos deben ser cuidadosamente seleccionados debido a la complejidad técnica.
  • Otras causas: Cáncer, infecciones, enfermedades reumáticas, síndrome del piramidal, problemas del corazón o pulmones. Si usted padece de dolor lumbar de larga evolución, consulte a su especialista.

Traumatólogos en Monterrey – Centro de Traumatología y Ortopedia Especializada

Avatar
Artrolab Monterrey

Los comentarios están cerrados.